Suscribete

martes, 19 de febrero de 2013

Jornada "Desmitificando el amor romántico"



El pasado sábado en la Fabrika de Villalba tuvo lugar la dinámica/debate para desmitificar el amor romántico (ver más abajo). Fue una experiencia muy rica en la que aprendimos y compartimos mucho entre tod@s. Poco a poco a través de la dinámica fuimos desmitificando cada uno de los mitos del amor romántico. Una de las conclusiones a las que llegamos es que el “amor romántico” funciona como una sutil y eficaz herramienta del patriarcado y del capitalismo que ayuda a perpetuar las relaciones de dominación y control sobre las mujeres en especial y sobre las personas en general. Nos dimos cuenta de la importancia de ser personas enteras y autónomas sin necesidad de medias naranjas, ni príncipes, ni mentiras que nos fuerzan a abandonar nuestra propia vida. Reconstruyendo, también pudimos darnos cuenta de la diversidad que puede existir en las formas de amar y de cómo construir relaciones de amor más sanas siempre bajo el consenso, el cuidado, la confianza y el respeto hacia nosotras mismas y hacia los demás. También vimos cómo aunque nuestras mentes acepten la diversidad amorosa, todavía existen muchas barreras que impiden que vivamos y disfrutemos del amor en todas sus dimensiones.
Mitos más comunes




Durante el debate analizamos como se relacionan los distintos mitos entre sí, compartimos nuestros conocimientos para encontrar los orígenes históricos del patriarcado y su intensificación con la aparición del capitalismo, analizamos corrientes feministas y la teoría queer y hablamos sobre postpornografía, liberación sexual y el modo en que cada una sentimos y concebimos el placer. Fue una tarde muy participativa en la que todas tuvimos voz y en la que surgieron muchas temáticas para seguir trabajando colectivamente en posteriores jornadas. 

DINÁMICA PARA DESMITIFICAR EL AMOR ROMÁNTICO

A.-Describir que es el amor con tres palabras en un papel. Dejarlo en la caja. Los leeremos al final del barómetro para ver si han cambiado nuestras percepciones. Con que nos quedamos y que cambiamos.

B.-Barómetro para  ver el posicionamiento frente a los mitos del amor: Acabamos con un debate acerca de sobre que cimientos creemos que se ha de construir una  relación  y/o relaciones de amor sanas: sin miedo a la soledad, sin exclusividad, sin necesidad, bajo relaciones igualitarias, independencia, autonomía, respeto, apoyo mutuo, diálogo y consenso de los términos de la relación, ausencia de celos.

1.- MITO DE LA MEDIA NARANJA y de la FUSIÓ AMOROSA 1+1=1: ¿Crees que existe la media naranja y que cuando se encuentra nos fusionamos?
Derivado del mito amoroso de Aristófanes, que supone que los humanos fueron divididos en dos partes que vuelven a unirse en un todo absoluto cuando encontramos a nuestra “alma gemela”, a nuestro compañero/a ideal. Es un mito que expresa la idea de que estamos predestinados el uno al otro; es decir, que la otra persona es inevitablemente nuestro par, y solo con ella nos sentimos completos. El mito platónico del amor expresa un sentimiento profundo de encuentro de la persona consigo misma, “y su culminación es recuperar los aspectos que nos fueron amputados y de esa manera, recuperar nuestra propia y completa identidad. Es decir, poder ser todo lo que somos y lo más plenamente posible” (Coria, 2005).
La pareja ideal predestinada sólo existe en nuestro pensamiento y JAMÁS se encuentra. Es muy común que nos inventemos un príncipe azul o una princesa de cuento de hadas con extractos de muchas personas que conocemos o queremos tener a nuestro lado, y como esa mezcla de virtudes y cualidades en una misma persona NO existe, nos frustramos y llegamos a creer que no hay nadie que valga la pena para nosotros. Efectos negativos de este mito: Frustración
Es la creencia de que en el amor y por el hecho de amarse las dos personas están tan unidas que llegan a ser como una sola Esa creencia en la fusión amorosa deriva de la dificultad que tiene el ser humano para aceptar la diferencia (lo que es diferente a uno mismo) y así le resulta más cómodo vivir con las igualdades que con las diferencias. Los miembros de la pareja no deben olvidarse de sí mismos, de su vida, intereses, relaciones sociales, etc. para estar con el otro. La similitud total en la pareja llevará al aburrimiento, a la pérdida de deseo. Uno más uno es igual a dos, afortunadamente. Efectos negativos de este mito: Abandono de la propia vida. Aburrimiento

2.- MITO DE LA EXCLUSIVIDAD O LA FIDELIDAD: ¿Crees que sólo se puede sentir amor por una única persona y qué los deseos pasionales sólo pueden sentirse por una sola persona?
Exclusividad: Creencia de que el amor romántico sólo puede sentirse por una única persona. Este mito es muy potente y tiene que ver con la propiedad privada y el egoísmo humano, que siente como propiedades a las personas y sus cuerpos. Es un mito que sustenta otro mito: el de la monogamia como estado ideal de las personas en la sociedad.
Fidelidad: Es la creencia de que todos los deseos pasionales, románticos y eróticos deben satisfacerse con una única persona. La realidad sin embargo es que el amor no atrofia la capacidad de sentirte atraíd@ por otras personas, la fidelidad es un constructo social, un compromiso con la pareja que generalmente se acepta dentro de las reglas implícitas de la relación. Es natural por tanto sentirse atraído por otras personas y esto no significa que se ame menos a la pareja, es más, entra dentro de lo común el hecho de fantasear y/o soñar con otras personas sin que tengan que considerarse como actos de infidelidad. Teniendo esto en cuenta, para muchas personas la fidelidad suele considerarse como una prueba más de amor ya que a pesar de que te gusten otras personas mantienes el acuerdo de exclusividad alcanzado en la relación.
Efectos negativos de este mito: Constricción de la vivencia de otras experiencias. Sentimientos de culpabilidad. Presión social.

3.- MITO DEL EMPAREJAMIENTO: ¿Crees que el amor verdadero es el que se tiene en pareja o crees que es posible el amor entre varias personas?
Es la creencia de que la pareja es algo natural y universal. Podemos cuestionarnos que  el ser humano tienda por naturaleza a emparejarse y que eso sea así en todas las épocas y culturas. Es posible que el emparejamiento obedezca a otras causas, más sociales o económicas, que “naturales”, estando relacionado con el concepto anterior de fidelidad o exclusividad. La convivencia de dos en dos es una construcción social que está anclada en el imaginario colectivo e institucionalizado en la sociedad.


4.- MITO DE LA PERDURABILIDAD (O LA PASION ETERNA): ¿Crees que en el amor romántico/verdadero la pasión dura para siempre?
Creencia de que el amor romántico y pasional de los primeros meses puede y debe perdurar tras miles de días (y noches) de convivencia. Podemos considerar si la pasión puede persistir  a través de los años y también si es incompatible con la rutina o si es cuestión de imaginación. En este punto también tenemos que considerar la relación entre amor y tiempo. Es eterno el amor,? Es decir, es posible un amor para toda la vida?

5.- MITO DEL MATRIMONIO O CONVIVENCIA: ¿ Crees que en el amor la relaciónha de conducir inevitablemente a la convivencia/matrimonio?
Creencia de que el amor romántico-pasional debe conducir a la unión estable de la pareja, y constituirse en la (única) base del matrimonio y/o de la convivencia en pareja). Esto nos crea problemas porque vimos que la institucionalización de la pasión, y el paso del tiempo, acaban con ella. Por eso nos divorciamos y buscamos nuevas pasiones que nos hagan sentir vivos, pero en seguida la gente vuelve a casarse, cometiendo el mismo error que la primera vez. El matrimonio en la Era de la soledad ha visto, así, aumentada su dimensión mitológica e idealizada: “La idolatría del matrimonio es la contrapartida de las pérdidas que produce la modernidad. Si no hay Dios, ni cura, ni clase, ni vecino, entonces queda por lo menos el Tú. Y la magnitud del tú es el vacío invertido que reina en todo lo demás. Eso significa también que lo que mantiene unido al matrimonio y a la familia no es tanto el fundamento económico y el amor, sino el miedo a la soledad” (Ulrick y Elisabeth Beck, 2001).

6.- MITO DE LA OMNIPOTENCIA DEL AMOR: ¿ Crees que el amor lo puede todo?
Es la creencia de que el amor lo puede todo. Es la idea de que si hay “verdadero amor” no deben influir decisivamente los obstáculos internos o externos de la pareja. Atendiendo a este imperativo, concluimos que el amor es suficiente para que una relación funcione, la comunicación, el respeto y la confianza son simples elementos decorativos. La realidad avalada por diferentes estudios, dictamina justo lo contrario es decir, que las parejas que más tiempo permanecen unidas y mejor se llevan son aquellas en las que el diálogo y la capacidad de resolver conflictos juntos se encuentran en la base de la relación.  Cuidado, ideas como “…el amor lo resiste todo...” o “el amor todo lo cura”, pueden alargar la agonía de personas que sufren una intolerable falta de respeto o incluso violencia por la falsa esperanza de que el amor hará cambiar a la pareja. La realidad nos ha demostrado que “hay amores que matan”.
Este mito ha sujetado a muchas mujeres que han creído en este poder mágico del amor para salvarlas o hacerlas felices, pese a que el amor no siempre puede con la distancia, ni los problemas de convivencia, ni la pobreza extrema.

7.- MITO DE LOS CELOS ¿ Crees que cuándo una pareja muestra celos es porque te quiere de verdad?
Es la creencia de que los celos son un signo de amor. Esta idea puede llegar hasta considerarlos como un requisito indispensable “del verdadero amor”. La realidad es que los celos sólo indican percepción de amenaza, percibes que puedes perder o tener que compartir con otra persona a un referente emocional que está contigo en este momento. Los celos también tienen algo de competencia. El amor no tiene nada que ver con esto, una relación en la que los miembros de la pareja se sienten seguros el uno del otro no tiene porque dejar espacio a los celos.  Es más, no es extraño sentir celos cuando un buen amig@, o una expareja, inicia una relación con otra persona, pero esto no significa que se esté enamorad@ de él/ella.

8.- MITO DEL LIBRE ALBEDRÍO: ¿ Crees que tu modo de sentir el amor es algo que tu decides sin influencia de tu educación, valores, entorno social, medios de comunicación?
Es la creencia de que nuestros sentimientos amorosos son absolutamente íntimos y no están influídos de forma decisiva por factores socio-biológico-culturales ajenos a nuestra voluntad y, generalmente, a nuestra consciencia
Como hemos visto, son nuestras concepciones del mundo, nuestros pensamientos, en este caso referidos al amor y a la pareja, los que determinan nuestros sentimientos. Nuestra concepción del amor y la pareja está influída por las del medio cultural y familiar en el que nos hemos desarrollado como individuos
Gracias a nuestra actividad racional, la Humanidad puede no solo construir mitos, sino también deconstruirlos, porque en ellos están insertos los miedos, las motivaciones, el sistema de creencias, los valores, la ética, los modelos a seguir y los deseos de los miembros de esa cultura. En el caso del romanticismo patriarcal, creo que es fundamental exponer las entrañas de sus mitos para poder acabar con la desigualdad y con el patriarcado a nivel narrativo, emocional e ideológico. Es importante mostrar la falsedad de esas idealizaciones que nos encajonan en unas máscaras sociales, que empobrecen nuestras relaciones y nos hacen sufrir porque chocan con la Realidad, generalmente menos bella y maravillosa que la fantasía amorosa. La simplicidad de los estereotipos de género invisibiliza la amplia gama de modos de ser, de estar y de relacionarse que existen para hombres, mujeres y gente transgénero. Nos encierra en unos supuestos sobre lo que deberíamos ser, cómo deberíamos estar y sentir. De igual modo, los mitos amorosos crean unas expectativas desmesuradas que luego causan una intensa decepción, más hoy en día que no tenemos tolerancia al no; nos frustra todo enormemente porque nos ilusionamos con las promesas que nos venden en los relatos de la sociedad globalizada. El modelo de amor idealizado y cargado de estereotipos aprisionan a la gente en divisiones y clasificacionesperpetuando así el sistema jerárquico, desigual y basado en la dependencia de sus miembros en el que vivimos.
Además, provocan dolor en la gente porque el amor no es eterno, ni perfecto, ni maravilloso, ni nos viene a salvar de nada. La utopía del amor romántico, con sus idealizaciones, es la nueva religión colectiva que nos envuelve en falsas promesas de autorrealización, plenitud, y felicidad perpetua. De ahí la insatisfacción permanente y la tensión continua entre el deseo y la Realidad que sufrimos los habitantes de la posmodernidad.

 ¿Qué es el amor romántico?, algunas pinceladas. ¡el debate está abierto!
  •  Es el modo en el que nos enseñan a amar en las sociedades occidentales a través de los medios de comunicación, los relatos y narraciones. Nos educan en el amor romántico. Lo vemos en nuestro entorno, lo aprendemos y lo reproducimos.
  • Por ejemplo pensemos en que se le pregunta a un niño cuándo es pequeño: Pablito , ¿ ya tienes novia?”  Nos enseñan un modelo de pareja heterosexual.  Sólo dos personas, ni tres, ni cuatro,  ni cinco, ni personas del mismo sexo.  Este es el amor verdadero  y el que más se exalta en nuestra sociedad.  Es una construcción artificial que encorseta en un solo modelo las múltiples posibilidades del amor.
  •  Es un modelo que sirve al patriarcado para controlar y someter a las mujeres. Por amor las mujeres nos sometemos a situaciones de maltrato, abuso y explotación.
  • Rol del Hombre: Animal salvaje, aventurero, rehúye el compromiso. Apetito sexual devorador,  Fuerte, Valiente y Protector de la familia.  Cabeza pensante. La princesa es la recompensa de su  larga aventura.
  •  Rol de la Mujer: Seres débiles, pasivos, miedosos y malévolos.  Doble papel: Cazadoras de hombres de deseo insaciable pero que esperan formar pareja con un hombre que las satisfaga y mantenga y las que ejercen un rol pasivo esperando en casa que llegue el príncipe azul que le otorgará una identidad y colmará su vacío existencial.
  •  Es un amor que nos convierte en seres dependientes y egoístas “Abandono todo por ti” “Sin ti no soy nada”  “Aguanto todo por amor” y nos lleva a ser víctimistas y chantajistas cuando no recibimos el mismo “amor”. Nos convierte en seres que vomitan reproches y reclamos  “Yo que lo he dejado todo por ti”.
  •  Bajo este modelo sufrimos tanto hombres como mujeres. Nosotras tenemos la capacidad de desahogarnos con nuestras amigas y ¿cuánto tiempo valioso perdemos reviviendo y lamentándonos por estos “dramas trágico- románticos”?  Ellos han sido educados en el hermetismo, no expresar sus sentimientos, así que lo sufren en silencio.
  •  Es un modelo que perpetua el sistema patriarcal pero también el sistema capitalista. El amor romántico se nos presenta como algo revolucionario en nuestras vidas “una meta que nos salva y hace todo posible” pero es un anestesiante social y un mecanismo de control social que permite que nada cambie y todo siga igual.      

1 comentario:

  1. Excelente artículo, todo lo que dicen, es lo que sucede en nuestra sociedad actual. Nos educaron con el amor romántico,pero es posible, romper esos mitos y vivir un amor pleno y real.

    ResponderEliminar