Suscribete

jueves, 31 de enero de 2013

Huelga 14 de noviembre 2012

Nuestro pequeño aporte a la huelga:


 ¿Os podéis imaginar qué pasaría si realmente todas las Señoras parásemos?



Las Señoras que apoyamos la huelga general nos hemos visto afectadas por los recortes y por la reforma laboral, aunque para muchos solo estamos en nuestras casas friendo “cocretas” con la bata puesta.

Muchas de nosotras, que aún estamos en edad de trabajar, hemos visto como la reforma laboral nos ha recortado derechos y nos hemos quedado sin trabajo o nos hemos precarizado aún más y cada vez se nos hace más difícil conciliar vida laboral con vida familiar. Con el aumento del IVA la cesta de la compra se ha hecho inaccesible, el copago sanitario y el copago farmacéutico nos quita salud. Muchas reformas y recortes nos afectan a nosotras directamente, como mujeres.

Además, nuestras hijas e hijos también están viendo sus derechos recortados, como el derecho a una educación de calidad, a un trabajo digno, a la vivienda.

Muchas de nosotras ya estamos jubiladas pero por todas estas razones tenemos que acudir a ayudar a nuestros hijos e hijas y seguimos trabajando cuando nos merecemos descansar y divertirnos.

Las Señoras que tomamos la huelga queremos también llamar la atención sobre nuestros barrios. Los recortes sociales afectan y mucho a nuestra vida comunitaria. Estamos viendo el deterioro de nuestras calles, de nuestros parques, de nuestros espacios públicos. Estamos preocupadas por las subidas de tasas en los Polideportivos, Escuelas de Idiomas, Escuelas Municipales de Música, Casas de la Cultura. En este contexto de crisis se hace más necesario dar uso y gestionar de manera eficiente los espacios públicos abandonados y sobretodo las viviendas cerradas. Las Señoras que apoyamos la huelga no queremos más centros comerciales y más bien nos gustaría que los Ayuntamientos cedieran terrenos municipales para crear, por ejemplo, huertos urbanos. Una mención especial merecen las señoras que están luchando día a día contra los desahucios, codo a codo con sus vecinos y vecinas, muchas de ellas inmigrantes, señoras que dejaron a sus familias en sus países para labrarse un futuro más digno por estos lares.

Las Señoras que apoyamos la huelga decimos NO a las políticas de ajustes y recortes de los gobiernos local, regional y estatal. Las Señoras que tomamos la huelga exigimos presupuestos participativos, plenos realmente democráticos, auténtica participación ciudadana. Queremos que los órganos de gobierno nos escuchen. Sabemos que hay muchas más señoras que nos apoyan y también señores y jóvenes.

Las Señoras que tomamos la huelga exigimos calidad de vida para nosotras y para nuestras familias (del tipo que sean) y por eso y para que nos oigan, pararemos todas nuestras actividades.

¿Os podéis imaginar que pasaría si realmente todas las Señoras parásemos?

SEÑORAS QUE APOYAMOS LA HUELGA


Señoras que somos muy insumisas y rebeldes.
Señoras que no somos conformistas.
Señoras que huimos de estereotipos y caricaturas.
Señoras que sabemos que junt@s somos más. Y por todo esto somos:

¡Señoras que apoyamos la huelga general del 14 de noviembre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario