Suscribete

jueves, 31 de enero de 2013

Victimas de la violencia machista en la sierra

Para Fátima,



Como una larva

con ojos hambrientos de mundo crecía
para desplegar con su silencio
sus vaporosos sueños de crisálida.

Ella caminaba ligera
con apretados pasos
por la acera soleada
de las ecuaciones
del futuro
vestida de pétalos
como joyas audaces
desparramando ilusión.

15 años
con el burbujeante ímpetu
que te arroja
hacia la vida.

Con el rostro
tallado por antiguas creencias
llega el padre
clausura tus campos de violetas
proclamando la sentencia:
Matrimonio
volarás al país
de tus ancestros
a perpetuar
el sino de todas las muchachas.

No puedes
no quieres
llevas un pendiente
de esperazas
en la curva de tu ombligo
y en tu aliento
una cartografía perlada
con promesas
tu piel despliega
un arcoíris
tatuado con los colores
de tus sueños.

A veces la dignidad
se refleja
en el rostro desnudo
de la muerte
cruzando hacia la orilla
de su liberación.



María Germaná Matta - 3 de junio de 2012
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario